plaga en suculentas

Las platas suculentas suelen ser muy queridas entre los aficionados a la jardinería, ya que existen especies muy diversas y bonitas. Lo mejor de estas plantas es que son poco exigentes a la hora de tener que cuidarlas. Sin embargo, como todas las plantas, sufren de plagas, y pueden verse afectadas por una gran variedad de insectos. Hoy en el blog te contamos todos sobre los tipos de plagas que existen en las plantas suculentas y cómo combatirlas con tierra de diatomeas 100% natural.

Tipos de Plagas en Suculentas más Comunes

 

1.Pulgones

El pulgón es una de las plagas más comunes en todo tipo de plantas, y por tanto también suele estar presente en las plagas de las suculentas. Estos insectos de tamaño milimétrico se alimentan sorbiendo el jugo de las hojas y tallos, pero lo peor, segregan una sustancia azucarada que inevitablemente atrae a otros insectos como las hormigas y hongos negros ¡Por si fuera poco!

2. Cochinilla Algodonosa

La cochinilla algodonosa es una plaga súper común en las plantas suculentas. Son insectos de unos 4 mm aproximadamente de tamaño, su color suele ser claro y normalmente tienen una capa blanca de una sustancia que ellos mismos producen y que se acumula en las plantas. Normalmente, se acumula en el envés de las hojas (apareciendo un color parduzco) o bajo las raíces. Se distingue porque parece una especie de “algodón” y que en realidad se trata de los huevos.

Esta plaga es bastante peligrosa para nuestra suculenta ya que pueden provocar la aparición de otras enfermedades, como el anteriormente nombrado hongo negro. Es muy importante ponerle remedio cuanto antes si localizamos cochinilla algodonosa en nuestra planta.

plagas plantas suculentas

 

3. Cochinillas de la humedad

Los síntomas que nos hacen saber que tenemos plagas en nuestra planta suculenta de cochinilla de la humedad es generalmente, si visualizamos zonas de la planta comidas a nivel del sustrato. También se comen las raíces en los brotes jóvenes. Si la planta esta en forración,  atacará a las flores.

Las cochinillas de la humedad son de forma ovalada, pueden llegar a medir unos 2 cm de longitud, y suelen ser de color gris, marrón o rosado. Se caracterízan por que se esconden de día y viven de noche.

4. Araña Roja y Ácaros

Al igual que sucede con las cochinillas, los ácaros y arañas son difíciles de detectar a simple vista. Los síntomas que aparecerán en nuestra suculenta por ataques de araña roja, es que la cara superior de las hojas suelen aparecer manchas amarillentas o grisáceas, que se extiende por toda la hoja.

En el envés de la hoja, se suele formar una fina telaraña, ahí es donde “viven” los ácaros, que pueden ser casi imposibles de observar a primera vista. Si coges una lupa y miras con atención seguro que puedes apreciarlos.

Cuando la planta presenta ácaros se nota, y se aprecia en las picaduras, además la planta presenta un aspecto muy apagado con manchas marrones y amarillentas, y empiezan a aparecer malformaciones. La planta se debilita muchísimo.

Las principales causas por las que aparecen estos ácaros es la calor y la sequedad.

 

¿Cómo Eliminar Plagas en Suculentas con tierra de diatomeas?

La tierra de diatomeas actúa como insecticida ecológico, y normalmente (a no ser que sea un plaga muy voraz y extendida) podemos acabar con ellas totalmente.

Para acabar con las plagas de las suculentas se recomienda emplear tierra de diatomeas micronizada (para que al aplicarlo no se atore el pulverizador).

¿Qué efecto tiene la tierra de diatomeas en plagas de las suculentas?

El polvo de la tierra de diatomeas se adhiere a la piel del insecto, y gracias a su capacidad de absorción de la sílice, hace que el insecto se vaya deshidratando. Por otra parte, también los inmoviliza, por lo que se les hace imposible moverse para buscar alimento. De manera que mueren de forma natural.

jardín plantas suculentas

¿Cómo aplicar la tierra diatomeas?

Lo primero que debemos hacer es observar detenidamente nuestra planta, y detectar si existe señal de alguna plaga (como puntos blancos por ejemplo o hojas comidas). Cuando lo hayamos detectado, diluimos la tierra diatomea micronizada con agua. Mezclamos bien ambos ingredientes en un pulverizador o fumigadora. Cuando este lista la mezcla, la aplicaremos sobre la planta, haciendo todo el esfuerzo en las zonas más dañadas. Un detalle imporante, es que este insecticida natural también se puede emplear para prevenir futuras plagas.

Si no tienes pulverizador, y quieres aplicarlo manualmente, lo más recomendable es que lo hagas con diatomeas del tipo molida, espolvoreando el producto por la zona dañada. La mayor diferencia entre aplicarlo manualmente o con el pulverizador es, que puede que no lleguemos a determinadas zonas de la planta.

 

Compartir

deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *